martes, 27 de julio de 2010

Anoche salí...


Anoche salí. Cosa que resulto medio rara porque ando enviciado con un juego de mierda, pero me gusta. Como me dijo una amiga una vez: “Duele pero es lindo”… desde ese día no pude volver a mirarla de la misma manera.
Al parecer el párrafo anterior no tiene nada en especial, salvo que se me ocurrió en medio del boliche lleno de gente y yo medio en pedo (trato de salvar mi imagen entiéndanme).

Si hubiese sido por mí, esa noche me quedaba en casa a pavear acá en la PC, jugar un rato y después dormir una buena parte del otro día. Pero el destino no lo quería así, o el pulpo garca ese, bue uno de los dos.
Esa misma tarde se recibió una amiga mía (felicidades a Yasmine dicho sea de paso) y entonces surgió la salida, era jueves y todavía no hacia este frio, así que la noche prometía mucho… Mentira, no me la creo ni yo a esa, para q voy a intentar venderles humo a ustedes.  Pero bueno, era una linda noche y en eso la cerramos.

- Fui Yo u_u
 
Al fin y al cabo terminamos yendo 6 al boliche, Yasmine y 3 amigas, más Seba y yo que éramos los compueblanos de la agasajada.
El boliche explotaba, no se podía caminar ni mucho menos hacer el intento de bailar (¿Se van ambientando en la situación?) empezamos tomando un champagne como para decir que se tomaba algo caro al conmemorar a la nueva profesional.
No terminamos ese primer champagne que las chicas del grupo se fueron porque no aguantaron la gran cantidad de personas en el lugar aparentemente chico para la noche, y quedamos Seba, yo y medio champagne, mano a mano… claramente una pelea perdida para la bebida que antes de soltar su ultima burbuja la dejamos seca como mi bolsillo al final de la noche. Pelea perdida para mi billetera también.

Como era temprano y ya teníamos la garganta seca nuevamente, decidimos comprar otro, misma bebida y misma marca (acá está la clave de la derrota a mi billetera). Fuimos a dar una vuelta por el boliche que seguía rebosado de gente, en eso vi una rubia muy linda, bella sonrisa, ojos claros, cabello luminoso como el sol y lacio como una cascada (no sabe si la miro el pibe jeje), pero como soy medio timidon, por no decir mariconazo, no me anime a ir a decirle nada.

Nos quedamos en un lugarcito ahí cerca de la chica, Seba cada tanto me hablaba de algo pero yo, como ya les había comentado soy medio sordo y no entendía mucho de lo que me decía, entonces asentía solamente… cada tanto preguntaba ¿Dónde? o ¿Cuál? ya que seguramente me estaba hablando de alguna chica que estaba buena por ahí cerca.
Igual yo le repetía que me gustaba la rubia esa y que no me animaba a hablarle. Entonces en ese momento se me ocurrió una idea, empezar a tomar coraje literalmente. Me serví otro vaso del burbujeante coraje que tenía en frente para ver si cambiaba la perspectiva de mi valor. Y así fue.
El problema estaba en que un vaso no era suficiente coraje en mi interior, entonces me serví otra rasión de coraje mientras seguíamos mirando chicas con mi amigo.

Seba en un momento me comento que no tenía el ánimo suficiente para ir a encarar a alguna chica y yo le dije que se tome un par de vasos de coraje para ver si a él le funcionaba como a mí. En ese momento el champagne que estábamos tomando literalmente tembló asustado y quiso saltar del balde helado donde lo teníamos estacionado… o por lo menos eso fue lo que yo vi. Posiblemente los vasos de coraje tengan algún efecto secundario del cual todavía no investigue suficiente. Los voy a mantener al tanto de mis descubrimientos.

Como era de esperarse la segunda botella tuvo el mismo triste final que su antecesora, así que fuimos a dar una vuelta y en eso comprábamos la tercer botella. Esto me hizo pensar si mi técnica estaba dando resultado o no, porque había comenzado como un intento de hablarle a la rubia que estaba a unos pasitos y hasta el momento había hablado con un par de chicas que, sinceramente no se acercaban ni un poco a ella. Pero hasta que pensé todo esto ya teníamos la botella en el balde y otro vaso de coraje en las manos, creo que era más o menos el quinto o sexto o… ni idea para esos momentos los efectos secundarios del plan estaban tomando control  de la situación.

En lo que dábamos esta vuelta se me ocurrió probar una técnica de conquista de un primo mío. Algunos dicen que es rara, otros que es efectiva, otros no tienen idea y otros pasan caminando descalzos por brasas ardiendo, pero quién soy yo para juzgarlos. Bueno volviendo a la técnica de conquista, ésta consiste en pasar cerca de la chica y decirle algo no muy bonito, por ejemplo “que feo tu peinado”, e irse y de esta forma llamar la atención de la chica. Después arreglate solo querido que esto no es un libro para aprender a levantar minas.

Entonces cuando estábamos volviendo hacia el mismo lugar de antes, cruzamos por al lado de la rubia y ya con una buena rasión de valor liquido en mi cuerpo me anime y le dije “Te quedaba mejor el pelo suelto” al oído pero de pasada nomas. La chica me miro como sin comprender lo que le había dicho pero yo no frene y seguimos camino con Seba.
Finalmente, luego de varios vasos de coraje y charlas inspiradoras con mi compañero de aventuras, junte el valor para ir a hablarle de frente. Estando a medio camino me di cuenta que no tenía la mas mínima idea de que le iba a decir, ni de que iba a hablarle, pero ya estaba yendo y era peor volver derrotado sin batallar… faah! que me puse poeta che!

Desgraciadamente, no fue una conversación muy larga, amena y duradera. Le pregunte el nombre y me dijo Natalie… en ese momento ya pensé que me estaba macaneando la guacha, porque el truco de decirnos nombres falsos ya lo sabemos todos chicas, no se gasten más y busquen otro. Pero no me di por aludido y seguí hablando mientras ella me preguntaba “¿Qué?” repetidamente, en principio pensé que era medio sorda, pero ese no era obstáculo para mí, si vamos al caso yo también lo soy. Hablamos de un par mas de trivialidades hasta que se me terminaron las pavadas para hablar, entonces le pido que me dé su número de celular o si no quería dármelo le pedí el MSN, pero me dijo que no tenia esas cosas. Acá es donde pensé, “ésta me está tomando el pelo. ¿Quién no tiene MSN en estos días?”.
Entonces ya casi derrotado le pregunto si tenía Facebook, por lo menos para sacar algo de información, no sé?! La respuesta fue la misma: “No tengo”.
Totalmente derrotado, con las heridas todavía ensangrentadas me dignaba a retirarme con la pizca de orgullo que me quedaba, pero en ese momento ella agrega: “Yo no uso esas cosas porque no soy de acá”.
Casi le doy las gracias por devolverme un poco del orgullo perdido.

Más por curiosidad que por el valor de la respuesta le pregunte de donde era y resulto ser Alemana la rubia. Estaba por Argentina de intercambio y se iba en un par de días hacia, no recuerdo donde.
Como ya el peso de la conquista estaba casi liberado charle un rato más con Natalie preguntando donde había visto el partido de Argentina – Alemania, que hablaba muy bien el español, que estuvo por Madrid antes que acá, etc…

En fin, si bien lo de la rubia no funciono,  aclaro que eso no quiere decir que haya sido el final de la noche y que me haya vuelto solo a mi departamento eh!... Aunque en realidad así fue que le voy a hacer.


3 comentarios:

Sebastián dijo...

"Yo no uso esas cosas porque no soy de aca" WTF??? Recien me entero que el MSN y el FB son exclusivos de Argentina!! :O
Hasta las extranjeras te meten cuentos a vos... xD
Ah, tip para la proxima, antes de bardearla, averigua que idioma habla xD
(Y ya me imagino quien es el de la "técnica" esa... jajaj)

Sebastián dijo...

BTW, te pago lo que sea por que me pongas en contacto con la amiga que te dijo la primer frase... xD

Sebastián dijo...

ah, y por ultimo, te lo tenes bien merecido por andar saliendo un lunes!!!
xD

Publicar un comentario

 
;